Prevencion de salud

Prevencion de salud Prevencion de salud

Un dolor de cabeza puede curarse con una aspirina o con 132 terapias diferentes que ofrecen las medicinas alternativas. Pero el tema que realmente preocupa a las asociaciones médicas no es la libertad que tenga el paciente para elegir un tratamiento sino los efectos colaterales negativos que puedan traerle por no estar científicamente respaldadas.

Dentro de las medicinas alternativas ya puestas en práctica y reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra la fitoterapia.

La prevencion de la salud critica

Terapia definida y aceptada como una ciencia capaz de restablecer la salud y la prevencion de salud a través de remedios vegetales, producidos a partir de un complejo bioenergético de distintas especies de plantas (raíz, hojas, semillas, frutos). La medicina herborística estimula los procesos de recuperación del equilibrio corporal y mantiene los procesos fisiológicos en buen estado.

La fitofarmacología y la fitoterapia están reconocidas y son utilizadas por la medicina tradicional. Es más, la Organización Mundial de la Salud fue la que comenzó, en la década del 20, a investigar sus efectos sobre los seres humanos, en las más prestigiosas universidades y con los científicos más destacados del mundo.

La observación clínica realizada en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Montpellier, Francia, demostró que los remedios producidos con plantas enteras son fácilmente asimilables por el organismo sin que éstos originen ningún tipo de efecto colateral no deseado y ayudan notablemente a la prevencion de salud.
Estos medicamentos (llamados preparados) son el resultado de una mezcla de extractos y tinturas que se puede presentar en forma de comprimidos, lociones, supositorios e inhalantes, siempre de acuerdo con la necesidad y conveniencia del paciente.

La medicina herborística surgió en la India, China y Egipto varios milenios antes de Cristo, las pruebas escritas más antiguas fueron descubiertas en Egipto en el papiro Ebers que data del año 1500 A.C. Los griegos, por su parte, fueron los primeros en clasificar la medicina vegetal, pero en el año 1640 el herborista inglés John Parkinson publicó su Theatrum Bo tanicum que contenía una minuciosa descripción de más de 3.800 plantas clasificadas de acuerdo con sus propiedades medicinales.

Actualmente, se estima que en el mundo existen entre 250.000 y 750.000 especies de plantas entre las cuales se encuentran algunas aún no descritas biológicamente.

Es por esta razón que todavía no es posible determinar cuántas ni cuáles son las especies que pueden ser utilizadas con fines médicos, aunque se estima que serán alrededor de un 10%, sólo el 1% de éstas son reconocidas y respaldadas por estudios científicos que aseguran un resultado positivo en la terapéutica médica y la prevencion de salud.

La gama de componentes de las plantas estan amplia y el número de especies botánicas tan extensa que posiblemente existan tratamientos herborísticos para prácticamente todas las patologías conocidas.

El reconocimiento de algunos de los remedios vegetales se observó por medio de la práctica clínica y los estudios farmacológicos sobre los efectos de los distintos componentes y conjuntos de preparados.

Dentro de los resultados obtenidos en las investigaciones realizadas en el Hospital Central de Montpellier, Francia, se verificó que con el uso de estas sustancias se produjeron notorias mejorías en los pacientes con dolores en el sistema digestivo (hígado y páncreas), circulatorio, nervioso, endocrino, reproductor e inmunológico.

Otras plantas, que no se encuentran dentro de los grupos ya analizadas, también son utilizadas, en ciertas ocasiones para la prevencion de salud, por la medicina tradicional debido a la gran difusión que tienen a nivel popular como portadoras de elementos que complementan una curación óptima.

Sin embargo, muchos investigadores no descartan la posibilidad de que en muchos casos algunos de éstas plantas (aún no estudiadas) deban su acción sanadora a un ritual que se asocia con su uso, con el efecto placebo o con la presencia de una o más sustancias químicas cuya acción farmacológica es responsable de ciertos efectos en el organismo.

Soluciones a los problemas

Hoy en día, uno de los problemas con los que se enfrenta la ciencia es la imposibilidad de verificar y controlar la efectividad terap é utica de todas las plantas sobre los seres humanos antes de ser utilizadas para la prevencion de salud . No obstante, para poder llevar a cabo esta tarea se cuenta con una enorme cantidad de laboratorios e instituciones que respaldan la investigación herborística. Sin embargo, el doctor Roger Dray, responsable de ciertas culturas y, en otros, por la irresponsabilidad de la gente y algunos profesionales. El doctor Benjamín Horf, profesor del Departamento de Biología de la Universidad de Illinois, afirma que e punto de partida para evaluar los efectos de las pruebas está orientado a la evaluación farmacológica de los extractos que se realiza por medio de complejos y avanzados estudios denominados: invitro, en vivo y de control y observación de los efectos que se producen directamente sobre seres humanos. No obstante, los científicos creen que los resultados de los test invitro en vivo no tienen una necesaria conexión con los efectos que tienen las sustancias sobre las personas para la prevencion de salud.
Ajo y cebolla: Según las últimas investigaciones realizadas en las universidades más prestigiosas del mundo, esta familia de plantas ayuda para la prevencion de salud impedir que las plaquetas sanguíneas se adhieran entre sí y a reducir los niveles de presión arterial y colesterol, así como otorgar protección contra ciertos carcinomas. La cebolla por ser rica en calcio, hierro y azufre, proporciona mucha resistencia y entusiasmo.

Cítricos: Las naranjas, pomelos, limones, limas y otras frutas que contienen vitamina C son estudiadas para determinar si poseen propiedades anticancerosas. Las vitaminas A y C podrían actuar como un antioxidante.

Repollo, brócoli y crucíferas:

El repollo, el nabo, el brócoli y las llamadas crucíferas poseen una sustancia química que contiene sulfarafán, la cual ofrece una efectiva protección para la prevencion de salud contra formaciones malignas.

Zanahorias: Así como las naranjas, frutas y verduras verde oscuro, las zanahorias contienen el pigmegto caroteno Beta. Este es convertido en vitamina A por el organismo y se cree que sirve de antioxidante, dándoles a las células mayor resistencia.

Plantas medicinales y sustancias vegetales

Las distintas variedades de plantas se utilizan en los tratamientos de dos formas distintas. Una, por medio de la herboristería que es la que cuenta con el prestigio y la reputación de ser la ciencia que se usa en la medicina tradicional y, la que se practica a partir de la observación de los resultados que se obtienen en los tratamientos (medicina no tradicional).

Esta última práctica tuvo sus orígenes en épocas remotas, en donde por medio de la observación de resultados de tratamientos con plantas se elaboró una clasificación que relacionaba diagnóstico con tratamiento (es decir, dolor con planta o preparado a utilizar). A través del tiempo el hombre ha conseguido establecer las mejores condiciones para preparar de diferentes formas todo lo relativo a la ingestión y aplicaciones de los vegetales para la prevencion de salud.

Lograron así establecer las combinaciones más adecuadas para que las fórmulas y recetas integradas por elementos botánicos arrojaran resultados satisfactorios para el mejoramiento de las dolencias de sus pacientes. En ocasiones, el uso directo de la infusión o hervor de determinadas hierbas, frutos o cáscaras, no brinda los beneficios que se desean obtener.

Esto se debe a que las hojas o las sustancias utilizadas en la cocción necesitan mayor o menor tiempo de hervor. También puede suceder que las hierbas estén secas, hayan perdido gran parte de sus hojas o no hayan logrado la floración o polinización requeridas, motivo por el cual los resultados que se obtienen no son los deseados.

Las combinaciones vegetales, es decir, las mezclas de dos o más hierbas, frutos o cáscaras en un mismo preparado, deben tener las cantidades exactas de los elementos necesarios para evitar que se alteren sus cualidades, y que la concentración requerida por la fórmula sea la adecuada para la prevencion de salud.

Si las infusiones o tisanas están mal preparadas o mezcladas suelen tener efectos contrarios a los deseados, por lo cual, en lugar de lograr la mejoría del paciente, sólo le pueden llegar a provocar dolores de estómago, vómitos o espasmos.

Es necesario aclarar que la fitoterapia tuvo sus orígenes en las creencias tradicionales de los pueblos, pero, actualmente, la tecnología moderna obtiene de estos antiguos conocimientos extractos y productos altamente purificados que aseguran una enorme eficacia.

La mayoría de las sustancias utilizadas en la fitoterapia son originarias de las zonas tropicales, teniendo en cuenta que en estas regiones se encuentra más de las tres cuarta partes del total de las especies vegetales utilizadas especialmente para la prevencion de salud.

GINSENG

Existe en este momento un gran enfrentamiento entre los responsables de salud de la República de China y los científicos, El punto en discordia es que se acusa a los orientales de promover ciertas hierbas para la prevencion de salud como medicinales con propiedades curativas que en realidad no están probadas científicamente.

Hay plantas a las cuales se les atribuyen cualidades que en los análisis fitoquímicos no se pudieron identificar. Uno de los ejemplos es el ginseng, del cual los científicos occidentales aseguran haber encontrado sustancias inertes (no reaccionan químicamente) que no producen efectos sobre el organismo.

Sin embargo, los investigadores chinos y soviéticos sí encontraron componentes fisiológicamente activos. Uno de ellos, el paraquat, que estimula la secreción endocrina. Otra es la panaxina, que actúa como estimulante y sirve como tónico activador del sistema cardiovascular.

A pesar de la polémica, el ginseng es uno de los productos herborísticos más comercializados y solicitados en los Estados Unidos por sus facultades revitalizadoras y para la prevencion de salud.

CATHARANTHUS CORIACEUS

Es una planta que crece en Madagascar conocida con el nombre de periwinkle. Tiene un alto poder para combatir enfermedades endémicas (como el cólera en la India). Las investigaciones fitoquímicas han descubierto que la coriaceus contiene en su fórmula una importante cantidad de alcaloides que son utilizados actualmente en el tratamiento de enfermos de cáncer.

Esta sustancia es excesivamente cara y se la emplea como componente de los programas de quimioterapia, que permitieron una significativa disminución de la mortalidad en enfermedades como la leucemia. En los países europeos para la prevencion de salud también se la utiliza como complemento de la medicación en pacientes que sufren descompensaciones cardíacas.

ACORUS CALAMUS

En la India se la conoce popularmente con el nombre de vacha y en Occidente como cálamo, en donde se la utiliza de 51 formas diferentes en la preparación de remedios. La parte de la planta que se utiliza es el rizoma de donde se extrae una esencia de aceite que posee propiedades sedantes para la prevencion de salud.

Los científicos del Laboratorio Regional de Investigaciones en Jammu Tawi, India, descubrieron recientemente que la sustancia presente en el rizoma sumada a algunos químicos da como resultado una nueva fórmula de insecticidas que no producen reacciones alérgicas en las personas con pieles muy sensibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.